Consiste en la aplicación de ácido hialurónico (con características similares a las del cartílago) en una o varias articulaciones con la finalidad de tratar la osteoartritis y mejorar la funcionalidad de la articulaciones tratadas. Este método es mínimo invasivo y es efectivo la duración de efecto es de 4 a 6 meses y tendrá que volver a aplicarse.

El ácido hialurónico es un componente clave del líquido articular en las articulaciones sanas, pero se encuentra en concentraciones más bajas en las articulaciones con osteoartritis.

Al agregar ácido hialurónico al líquido articular existente en una articulación con osteoartritis, el objetivo es:

  • Facilitar un mejor movimiento de la rodilla
  • Reducir el dolor
  • Reducir el progreso de la osteoartritis

Los candidatos típicos para la viscosuplementación son las personas con osteoartritis que no han podido mejorar con otros tratamientos no quirúrgicos.

Después de las inyecciones, generalmente se recomienda que los pacientes participen en un programa de rehabilitación que incluya ejercicios suaves y progresivos. Los objetivos de la rehabilitación son mejorar el rango de movimiento y desarrollar la fuerza muscular.

Viscosuplementación consiste en la aplicación de ácido hialuronico




¡Agenda una cita!